Esta semana os traemos una aparente bonita historia de amor surgida en un autobús, un flechazo entre una chica y un chico. Lo que empieza pareciendo una historia de amor de lo más común se termina convirtiendo en un rastreo exhaustivo por las redes sociales, guiándose exclusivamente del aspecto físico. Y esto nos plantea una pregunta; ¿no hemos quizá rebasado las fronteras de la intimidad adoptando ciertas actitudes con el uso de las redes en nuestras vidas?

Cornetto sabe cuál es el público al que quiere dirigir el mensaje, también es consciente de que el amor mueve el mundo, pero quizás se haya excedido en transmitirlo, con dos protagonistas que se corresponden y buscan mutuamente de manera casi enfermiza por la red, hecho que se refleja en el corto «Love ride«, pero no en el anuncio.

El buenrollismo que intentan adoptar muchas marcas, que coinciden en que todos los escenarios en los que se lleva a cabo la trama sean paradisíacos, y en los que los actores rondan generalmente una edad comprendida entre los 25-30 años, todos de buen ver, llegando quizá a acercarse al verano idílico, en el que todos se divierten y disfrutan de las pequeñas cosas de la vida, todo ello se resume en un insight que ya adopta la marca Estrella Damm desde hace 4 años en su publicidad, concretamente en su esperada campaña de cada verano, como la última #entrenaelalma, lo que se traduce en una clara falta de personalidad de las marcas a nivel comunicativo.

A su vez, el anuncio corto quizá sí pueda transmitir la historia de amor, dado que no repara en detalles que el corto sí nos muestra, en el que el chico llega a mandar un mensaje a una chica pensando que se trata de la con la que tuvo el flechazo, práctica que podríamos llegar a definir como stalker o acosador en las redes, dado que la chica responde que es un loco. Y es entonces cuando nos planteamos varias preguntas:

¿Dónde llegan los límites de lo que nos permiten hacer o no las RRSS?

¿Cuándo se considera algo fuera de lugar?

¿Son las RRSS una oportunidad de conocer a gente o una amenaza a nuestra intimidad?

¿Deberían las marcas reflejar ese tipo de conductas en sus campañas?

¿Por qué las marcas representan este tipo de actitud como algo natural?

El amor está bien, el amor en verano aun mejor, los helados adornan los momentos, incluso parecen ser la base de la dieta de los protagonistas, quizás aparezcan consumiéndolos en exceso, cuando otras marcas optan por una imagen de marca sin que el producto aparezca en sí hasta casi finalizado el anuncio, o solo de forma omnipresente, un helado Cornetto parece ser imprescindible para el día a día, dado que su presencia es excesiva, lo que podría incluso generar malentendidos respecto a los consumidores y la susodicha dieta sana y equilibrada que los medios y marcas vienen proponiéndonos desde hace tiempo.

Para concluir, debemos decir que la campaña de Cornetto, que inicialmente parece totalmente común, sí pueda reflejar el exceso de uso de las redes sociales en nuestras vidas, y quizá la invitación virtual al amor en este caso haya sido todo un éxito, pero desde la agencia promovemos sustituir las redes sociales por las relaciones sociales,  dado que consideramos que las RRSS a menudo nos brindan oportunidades únicas, pero también nos están privando de muchos pasos en las relaciones sociales, e incluso de cierta magia en el amor.

 

Pin It on Pinterest