Una buena comunicación puede conseguir influirnos en nuestro estado de ánimo de forma que pensemos en el producto o servicio que nos presenta como algo necesario y nos empuja a consumirlo.

En este caso la empresa es cuando menos dif├şcil pues se trata de «vender» Espa├▒a como un destino de inter├ęs para los inversores.

Esta es, por tanto, una visi├│n optimista de la situaci├│n de Espa├▒a que la compa├▒├şa Grant Thortnton a sabido transmitir con la┬árealizaci├│n de este fant├ístico v├şdeo:

 

Pin It on Pinterest