Cuando realizamos cualquier campaña de publicidad, es imprescindible destinar parte del presupuesto a la planificación de medios.

¿De qué sirve tener una buena campaña si no se publicita en los soportes adecuados? Hay que estudiar los objetivos que queremos conseguir, nuestro público objetivo… y en función a esto, hacer una cuidada y detallada planificación de medios.

En plena era digital, uno de los soportes principales dentro de toda planificación es internet. Lo primero que se nos viene a la mente es estar en los primeros puestos de Google (SEO), pero hay otros aspectos que no hay que olvidar para conseguir un buen posicionamiento: SEM, medios online, portales afines a nuestras empresas y otros canales que no son buscadores.

En este post queremos centrarnos en la planificación de una campaña online. Los pasos básicos que debemos tener en cuenta a la hora de lanzar cualquier campaña, son los siguientes:

  1. Determinar objetivos, KPI’s y nuestro target: los objetivos de una campaña online pueden ser desde incrementar el volumen de visitas a la página, aumentar las ventas online o lanzar una campaña de branding. Asimismo se debe determinar a qué segmento de mercado queremos llegar. Además, es fundamental que en nuestros KPI, contemplemos los CPC (coste por click) y los CTR (click-through rate, la manera que tenemos para medir el éxito de la campaña) para conseguir la conversión que estemos buscando con nuestra campaña.
  2. Presupuesto: definir la cantidad necesaria a invertir para lograr los objetivos marcados. Habrá que tener en cuenta la duración y el tipo de campaña que sea.
  3. Selección y contratación: una vez definimos los soportes más afines, comienza el estudio para seleccionar los formatos que mejor se adapten a nuestra campaña y que nos permitan conseguir nuestros objetivos.
  4. Diseño: se diseñarán las creatividades de los formatos escogidos con el mensaje publicitario definido previamente. En una misma campaña, se diseñan diversas piezas. No es lo mismo una pieza para Facebook y Twitter que para un periódico online. Además, hay que tener las limitaciones que nos ponen unos u otros: Facebook no permite que el diseño de nuestra campaña contenga más de un 20% de texto e imágenes y un diario digital, por ejemplo, nos permite infinidad de opciones, desde un banner estático a un mega banner en vídeo.
  5. Puesta en marcha: una vez diseñada la campaña y establecidos los canales y formatos, se deben enviar los archivos a los medios seleccionados.
  6. Control y seguimiento: durante la campaña se deberá hacer un seguimiento de cada uno de los canales contratados para ir controlando la efectividad de cada formato, corrigiendo los posibles errores para conseguir los objetivos marcados en el paso 1. En este paso es imprescindible herramientas como Google Analytics y generar tags para el seguimiento de las webs contratadas (trafficking API).
  7. Cierre y análisis de la campaña: una vez finalizada la campaña, se procede a analizar los resultados comparándolos con los objetivos definidos. Se generará un documento con los resultados obtenidos y se le hará llegar al cliente.

Crear una planificación de medios online es un proceso importantísimo en vuestra campaña. Ha de ser realizado por profesionales de la materia, así que si estáis pensando en hacer este tipo de campaña, contratad a una agencia especializada. Si queréis que os hagamos vuestra planificación, contactad con nosotros sin compromiso.

Pin It on Pinterest