La Navidad, ese momento del a√Īo en el que muchos rememoran nost√°lgicos la magia que nuestros padres fueron capaces de transmitirnos, y aquellas reuniones familiares que viv√≠amos con alegr√≠a e inocencia expectantes por la llegada de los reyes magos. Otros, por desgracia y en gran medida agravado por la crisis econ√≥mica que nos est√° engullendo, no ven en esas fechas esa magia, m√°s bien lo contrario, ven un motivo de tristeza por los seres queridos que faltan o quiz√°s por la dificultad de transmitir esa magia a sus hijos debido a un presente precario y un futuro incierto.

Quizá sea bueno dejarnos llevar por la magia de la Navidad e intentar transmitírsela a los nuestros a pesar de las dificultades que nos rodean.

Y en esta linea las marcas tienen mucho que decir para intentar que pensemos en positivo y animarnos a consumir las experiencias de navidad que nos venden publicitando sus servicios y productos.¬†Es cierto que este aumento de ventas de las compa√Ī√≠as trae consigo un ligero aumento de la contrataci√≥n y eso tambi√©n es motivo de esperanza.

Las marcas ven, por tanto, una oportunidad en ese sentimiento m√°s o menos general de querer dejar a un lado el des√°nimo, aunque s√≥lo sea durante unas semanas, para incidir sobre nosotros con campa√Īas publicitarias que nos proponen esperanza, amistad, familia, compartir esos momentos y regalar como elementos positivos que nos llevar√°n en muchos casos a consumir un poco m√°s que en otras fechas.

Y eso lo consigue la Publicidad
Prueba de ello son algunas campa√Īas que a√Īo tras a√Īo intentan y en gran medida consiguen influirnos.
http://youtu.be/QOqCsQ5cFzY

 

Pin It on Pinterest