Hoy vuelvo ha escribir sobre un tema que después de 15 años trabajando en  comunicación no deja de sorprenderme,  y es la facilidad con las que algunas empresas juegan, o mejor dicho manejan su comunicación sin darle la importancia que realmente tiene.

Estoy seguro de que ninguno de nosotros dejaríamos el proyecto de la construcción de nuestra nueva tienda, restaurante, negocio, etc. , en manos de un conocido que sepa mucho de construcción, ni confiaríamos un juicio importante a  un conocido que tiene nociones de derecho. Está claro que  todos intentaríamos ponernos en manos de profesionales con experiencia, que nos dieran la tranquilidad de un trabajo bien hecho.

Entonces, ¿por qué cuando se trata de la comunicación de nuestra empresa no hacemos lo mismo?

Entiendo que el principal problema es que no la valoramos lo suficiente. Y para que hagamos reflexión sobre su valor he aquí la definición y objetivos que ésta tiene:

“El objetivo de la comunicación de una empresa es proyectar su profesionalidad, transmitir confianza a sus clientes potenciales y conseguir ser más competitivas. Hay que tener en cuenta que, ningún cliente va a confiar en una empresa si ésta no trasmite todo lo que se espera de ella.”**

Esta frase  que os adjunto es una de las mejores que he leido nunca en este sentido y una verdad absoluta.

buena comunicación

Ojo! No existe una segunda impresión, es la primera la que realmente cuenta y  crea confianza.

Así que… si quieres comunicar que eres profesional, elige a un grupo de  profesionales en comunicar.

Pin It on Pinterest