En publicidad‚Ķ ¬Ņtodo vale?

Muchas marcas creen que sí. Pero como esto es un artículo de opinión, mi opinión personal es que no.

Es cierto que el √©xito de una campa√Īa radica en la capacidad de generar impacto, en el recuerdo perdurable en la mente del consumidor, en la persuasi√≥n y en la movilizaci√≥n (no olvidemos que con la publicidad lo que se busca es el consumo de un determinado producto).

A veces ocurre que nos acordamos de la m√ļsica del anuncio, del actor que sale o del slogan, pero no de la marca que hay detr√°s de todo eso. Cuando esto ocurre, todos los esfuerzos que hayamos realizado para el posicionamiento del producto, han sido en balde.

Sin embargo, otras campa√Īas publicitarias dan mucho que hablar y queda en el subconsciente el nombre del producto. O, aunque no den mucho que hablar, han conseguido el recuerdo (algo muy preciado en publicidad). Algunos ejemplos que la mayor√≠a recordaremos: ‚ÄúJust do it‚ÄĚ, ‚ÄúSiempre Coca-Cola‚ÄĚ, ‚ÄúBusco a Jacks‚ÄĚ, las campa√Īas de Oliviero Toscani para Benetton, las campa√Īas de Dolce & Gabbana, etc. Estas campa√Īas se dividen en las que utilizan los valores positivos y las que sucumben a la pol√©mica. Si optan por la segunda opci√≥n, buscan la viralidad a cualquier precio. Quieren generar debate, controversia y aparecer en los titulares de los medios. El impacto que consiguen es enorme a un precio proporcionalmente menor.

Para conseguir estos objetivos, ¬Ņtodo vale? ¬ŅVale simular una violaci√≥n de una mujer en un autob√ļs? ¬ŅEsnifar un vestido como si fuese coca√≠na? ¬ŅUn abuso hacia la mujer?

 la ética en la publicidad

la ética en la publicidad

Oscar Wilde dijo ‚Äúque hablen mal de uno es espantoso. Pero hay algo peor: que no hablen‚ÄĚ. Esta frase, desde mi punto de vista, actualmente no vale ya que la marca debe asociarse a unos valores positivos.

la ética en la publicidad

la ética en la publicidad

Estamos en una era donde podemos permitirnos ser m√°s √©ticos en temas publicitarios. Las redes sociales nos permiten comunicarnos directamente con nuestro p√ļblico objetivo y recibir el feedback pr√°cticamente al instante. Podemos llegar de manera mucho m√°s directa al consumidor, sin necesidad de rozar la ilegalidad. Es bueno querer dar una vuelta de tuerca a las campa√Īas, hacer algo creativo, diferente. Es bueno querer que nos recuerden. Pero no a cualquier precio.

Pin It on Pinterest