Ya sabemos que la comunicación online va a una velocidad increíble y dentro de ésta, por supuesto, el diseño y programación web también… A día de hoy el mantenimiento web se ha convertido en una necesidad, te explicamos porqué…

Hasta hace algún tiempo todo lo relacionado con el diseño web era mucho más estático y también hermético, cualquier cambio que quisieras hacer en tu sitio web (cambiar un número de teléfono por ejemplo) había que hacerlo a base de tocar código y por lo tanto necesitábamos que lo hiciera un programador, o por lo menos alguien con unas nociones importantes de programación.

Por suerte todo esto ha cambiado mucho y las páginas webs que se diseñan actualmente están basadas en CMS o lo que es lo mismo, gestores de contenido (WordPress, Drupal, Joomla, Magento, …) que nos dan la posibilidad de poder editar el contenido de nuestro sitio web sin necesidad de acudir a un programador externo, simplemente conociendo el uso del CMS elegido.

Esta facilidad y flexibilidad para dotar de contenidos nuestro sitio web es fantástica porque nos permite hacer un trabajo de forma fácil, inmediata y sin necesidad de costes externos, pero ojo! también tiene sus obligaciones, no todo iban a ser ventajas…

La principal obligación es que hay que hacer un mantenimiento web para que tu sitio web esté actualizado, funcione correctamente y le puedas sacar el 100% del rendimiento.

Este mantenimiento debe cubrir los siguientes puntos:

  • Actualización de Plugins, temas y plataformas: Constantemente aparecen nuevas actualizaciones de todo el software que contiene tu sitio web, desde la propia plataforma (wordpress por ejemplo) el tema elegido como base de la página o cualquiera de los plugins utilizados para la mejora del sitio web.
  • Copias de seguridad: Otra de las acciones necesarias y fundamentales es hacer una copia de seguridad diaria de tu sitio web y de las bases de datos que lo componen, de esta forma en el peor de los casos, cuando estés editando contenido por ejemplo, si eliminas información o simplemente tocas algo que no debes y te cargas el sitio, siempre podrás recuperar la copia y restaurar el sitio sin problema.
  • Agilidad y mejoras de rendimiento: Comprobaciones periódicas de velocidad de carga para optimizar el tiempo de carga de la web. Sin una correcta actualización es posible que tu sitio empiece a ser lento y esto provoca que la gente pierda la paciencia y se vaya a otro sitio.
  • Ajustes en el servidor: El alojamiento es algo que puede provocar que nuestro sitio no rinda al 100% y tu sitio debe estar alojado en la mejor situación posible y revisar que así sea.

En resumen,  hacer un mantenimiento es absolutamente necesario para evitar problemas futuros y tener nuestro escaparate online en perfectas condiciones, lo que facilitará  la llegada de nuevos clientes y la mejora de nuestros negocios.

Pin It on Pinterest